TITULARES - NUESTRO SEÑOR DE LOS REYES


El Lunes de Pentecostés del año 1984 se firmó el contrato de la hechura del Señor de los Reyes, en el taller del imaginero sevillano Antonio Dubé de Luque. En el mismo se especificó que la Imagen del Señor debía ser fuerte y vigoroso, en contraste con la dulzura de la Virgen del Dulce Nombre. De ejecución completa, en madera de cedro, excepto las manos que se realizaron en caoba. Representa el abrazo místico de Jesús a la Cruz. El dolor ofrecido al Padre como única vía de amor. Cristo erguido que abraza la Cruz amorosamente elevando los ojos al cielo encomendándose al Padre.

Se bendijo el 8 de Febrero de 1987 en la Parroquia de San José y Espíritu Santo, por S.E.R. el Obispo D. José Antonio Infantes Florido. Fueron padrinos de la bendición la Confraternidad de Hermandades de la Vera-Cruz, la Comunidad Parroquial de San José y Espíritu Santo y la Congregación de Religiosas Filipenses Hijas de María Dolorosa. El Señor estrenó la túnica de terciopelo granate bordada en oro por los hermanos de la Archicofradía, así como un juego de potencias en alpaca dorada. La Virgen del Dulce Nombre estrenó ese día la saya burdeos bordada en oro que utiliza actualmente el Lunes Santo.

AJUAR